lunes, 17 de enero de 2011

MAGDALENAS MONJILES DE ACEITE



Magdalenas de aceiteSi tuviera propósitos de año nuevo seguro que los estaría incumpliendo porque uno sería publicar menos recetas de repostería y más de otras cosas. Afortunadamente no hay ninguno. Este año nada de imposiciones; prefiero tomar las cosas como vengan.

Y la verdad, es que parece que funciona. Muy de casualidad llegan estas magdalenas al blog. La receta es una de las habituales en casa (como la de la crema de calabacín o el pollo al chilindrón), la tenía en el montón de recetas por publicar y las fotos son de la última vez que las hice. Sé que puede sonar a cuento, pero desde que empecé a hacerlas en casa, no las he vuelto a comprar. Tampoco es que antes las trajese a casa por toneladas, pero es cierto. La idea de compartir la receta ahora viene porque el otro día –en una de esas multitudinarias y un poco locas reuniones navideñas de la familia Cocotte- estuvimos hablando un poco sobre comida, cocina, blogs… Y resultó que una de mis tías se enteró de que las magdalenas me salen bien (la modestia es para los mediocres, ya sabéis), me contó que a ella no le terminan de salir a pesar de su flamante y potentísimo horno nuevo con ventilador y turbina a reacción y... Decidí que lo mejor era publicarla aquí.

La receta está basada en una que encontré en “Los dulces de las monjas” (un libro de Sor Mª Isabel Lora publicado por Martínez Roca) pero le cambio el licor, le añado la ralladura de una naranja y, antes de meterlas en el horno, espolvoreo un pellizco de azúcar en el centro de la magdalena para que haga costra, como la que llevaban las que compraba mi madre por cajas cuando vivíamos en el chateau de la famille. ¡Ah, la infancia!

Ahora ya no tenéis excusas para desayunar como auténticos marqueses este invierno.

Ah, como novedad la receta en comodísimo pdf.


MAGDALENAS DE ACEITE

Dificultad: lo más difícil es encontrar los moldes de papel en el supermercado.

Ingredientes para unas 24 (magdalena arriba, magdalena abajo):
  • 6 huevos.
  • 1/4 de litro de aceite de oliva. Suave o fuerte, eso va en gustos. Yo voto por el intenso de los Montes de Toledo.
  • 250 g de azúcar.
  • 350 g de harina.
  • 1 copa de licor de naranja (o de coñac, en la receta original).
  • La ralladura de una naranja (esto es de mi cosecha).
  • 2 sobres de gaseosa (también se encuentra como gasificante de repostería).
  • Moldes de papel. Los mejores son los típicos blancos.
Preparación:
1 En un recipiente, batimos los huevos con el azúcar, el licor de naranja y la ralladura de naranja hasta que quede cremoso.

2 Después vamos añadiendo poco a poco la harina, el aceite y por último los sobres de gaseosa, procurando que se disuelvan muy bien.

3 Dejamos reposar la masa unos 20 minutos. Así las magdalenas salen mucho más esponjosas.

4 Seguidamente, llenamos los moldes de papel hasta unos dos tercios de su capacidad porque suben bastante (yo uso un molde metálico de Ikea para evitar que se desparramen, pero no es imprescindible, claro).

5 Espolvoreamos con azúcar y las metemos en el horno a 180º C durante unos 20 minutos.

Y ahora, a ver si sois capaces de esperar a que se enfríen antes de atacarlas.


19 comentarios:

  1. Pues anotada queda...para disfrutar de estas delicias!

    Besiño :D

    ResponderEliminar
  2. Que bien no tengas propósitos de esos para el nuevo año, así disfrutaremos de tus dulces!!

    Te quedaron perfectas! mi madre tiene ese libro y a mi me encanta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo que soy adicta a los muffins y cupcakes y nunca he hecho magdalenas-magdalenas, como todos recordamos de nuestra infancia :) Qué buenísima pinta tienen, haces bien en presumir. Me encanta que tengan esa costrilla de azúcar, si no, no serían magdalenas de verdad! :P

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Oh! Qué maravilla de desayuno!Lo mejor de todo, el azúcar de arriba.

    ResponderEliminar
  5. si me presento con un termo con café, me puedes invitar a un par de estas maravillosas magdalenas???

    Un besote y no dejes de poner estas cosas porfa, que ya sabes que es lo mío

    ResponderEliminar
  6. Hola Hermnao!!!
    ajajaja
    Ya me lo imaginé, que eras tu, pero no sabia que tu nik era el nombre de tu blog.
    Me han encantado esas magdalenas,yo pongo las tazas y la leche y me vengo con Cova ajajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El toque del azúcar tostado és estupendo. és verdad, suena a tópico pero cuando empiezas a hacer madalenas en casa no las compras más.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan tus magdalenas, tienen la pinta de las de toda la vida, yo que suelo hace muffins y me salen buenísimos, a las magdalenas, fijate tu que no les he cogido el punto todavía, no suben como deberían.
    Me ha gustado mucho el planteamiento de tu blog y su diseño claro y sin agobios, así que te sigo desde ahora y te invito a visitar mi cocina y a quedarte si te gusta, yo desde luego pienso venir a menudo. Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Receta anotada :) cuando dices una copa de licor es cosa poca cierto?

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias a todas por los comentarios. Las magadalenas se acabaron, pero hoy o mañana haré de nuevo. Cuando digo que algo es habitual en casa... Jeje.

    Moira, una copa deberían ser unos 50-70 cl. (70g. según las equivalencias del libro). Pero va en gustos. Yo le suelo poner bastante menos porque si no sólo saben a licor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Y la cantidad de gasificante en cucharaditas. Estoy fuera y aqui utilizamos Baking soda

    ResponderEliminar
  12. por sobres de gaseosa se entiende tipo "levadura royal"?

    ResponderEliminar
  13. Hola,

    Anónimo: si baking soda es lo mismo que baking powder (el famoso Royal en España), se recomiendan 8 gramos de Royal por cada 250 g de harina.

    Alvaro: no, no son lo mismo. Al menos a mí me saben distinto. Es gasificante. Si estás en España lo puedes encontrar en Mercadona o en el Corte Inglés (aquí suelen ser de la marca Armisén).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. El 1/4 de litro de leche que aparece en los ingredientes... ¿es para mojar cuando están ya hechas? :)

    ResponderEliminar
  15. Arreglado. Muchas gracias. ¡Menos mal que me lo has dicho! ¿De dónde habrá salido eso? En fin. Menos mal que tengo lectores "espabilaos"...

    Un abrazo. Te debo un café. Con leche, por supuesto :)

    ResponderEliminar
  16. Hola!, supongo que se habra de poner la bandeja a mitad del horno y solo calor por la parte de abajo. no?
    Ahh cuantos dias duran antes de que se pongan duras?

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por poner la receta. Ya vamos por la tercera tanda de magdalenas. No ha importado que en casa no hubiera licor de naranja (hemos puesto de avellana). A una parte de la masa le hemos puesto ralladura de mandarina, y a otra de chocolate... Están de vicio. =)

    ResponderEliminar
  18. Ah... y con aceite fresco de la campiña cordobesa.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo: La bandeja en mitad del horno y el calor arriba y abajo. Y si es algo menos de los 180º mejor que si es más, como con cualquier bizcocho. Á la segunda pregunta no te puedo responder porque no las he dejado llegar a ese punto nunca. Pero por lo menos cinco días. Estoy por hacer la prueba.

    Ati: En casa también vamos variando y aunque recomienden usar aceites suaves, de vez en cuando les atizo un picual toledano y están de muerte :D

    ResponderEliminar